Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Imagen de Gil Marín durante la firma de un fichaje en el Metropolitano

La cara oculta de las renovaciones en el Atlético: ahorro para buscar nuevos fichajes

La dirección deportiva del equipo rojiblanco sigue con su hoja de ruta para realizar ampliaciones de contrato con bajadas de salario

Desde los despachos del Atlético de Madrid tienen claro cuál es la estrategia a la hora de negociar las renovaciones. Desde hace tiempo, lo que busca la dirección deportiva es lograr bajadas de salario para aligerar la economía del club. Sin embargo, no es sencillo convencer a todos los jugadores de que acepten un nuevo contrato con menos sueldo.

El objetivo con esta decisión es ahorrar dinero y poder hacer frente a nuevos fichajes que refuercen el equipo. Durante algunas temporadas, el club colchonero decidió ofrecer salarios que, con el tiempo, han afectado la economía. Por lo pronto, todo parece indicar que cualquier extensión de contrato conllevará un acuerdo a la baja por el salario .

Simeone, el mejor ejemplo 

Uno de los mejores ejemplos de esta situación se vivió con la renovación de Simeone a finales del pasado año. El técnico argentino amplió su contrato hasta el año 2027, aunque aceptando una rebaja sustancial de su salario. Hay que tener en cuenta que dentro del sueldo de Simeone también están incluidos los de todo su cuerpo técnico.

Imagen de Diego Pablo Simeone junto a Gil Marín en un estadio de fútbol
Simeone renovó hasta el año 2027 con un menor salario | Europa Press, estoesatleti.edatv.news

Los jugadores, a seguir el ejemplo 

Además del entrenador, cualquier renovación que se haga en el Atlético no tendrá que suponer una mejora de sueldo. En los últimos meses, ya se han anunciado algunos acuerdos con futbolistas de la actual plantilla para cambiar sus condiciones. Josema Giménez, por ejemplo, renovó hasta el 2028 para diferir su salario en más años y ayudar a la masa salarial. 

Incluso Joao Félix, antes de marcharse al FC Barcelona, renovó su contrato con una bajada de su salario. Algo parecido se hizo cuando se acordó la cesión de Vitolo, quien renovó para diferir su salario y ayudar a amortización del jugador. Todo ello pensando en no perder dinero con los fichajes de estos jugadores y no frenar la llegada de posibles refuerzos.

Las actuales renovaciones 

Hasta siete jugadores de la actual plantilla deberán hablar con el club para decidir qué hacen de cara la temporada que viene. Koke, capitán y leyenda del equipo, acaba su contrato y ya recibió una primera oferta con una bajada del salario del 60%. Incluso Mario Hermoso, indiscutible en el último año, no ha llegado a un acuerdo a día de hoy para extender su vínculo con el club.

Hay que recordar que el español está realizando su mejor temporada en el Atlético y podría tener mejores ofertas de otros clubes europeos. Sin embargo, el club rojiblanco no parece por la labor de tirar la casa por la ventana y ofrecerle un salario desorbitado. De hecho, cualquiera de los siete jugadores que terminan su vínculo recibirán ofertas a la baja para seguir aligerando la masa salarial.

Mateu Alemany, clave

Una de las razones por las que el Atlético quería al mallorquín era por su gran labor a la hora de negociar renovaciones. Uno de sus mejores trabajos en el Barça fue lograr rebajas salariales más que considerables. Andrea Berta no interfiere tanto en estos asuntos y todas las decisiones quedan en manos de Gil Marín.