Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Imagen de Simeone en un montaje con una balanza

Las conclusiones de Simeone tras una temporada difícil en el Atlético de Madrid

El equipo rojiblanco no fue capaz de quedar entre los tres primeros clasificados en una nueva temporada en blanco

El Atlético de Madrid ya ha comenzado sus vacaciones tras terminar la temporada con una buena victoria ante la Real Sociedad. Aunque ahora es momento para que los fichajes acaparen la actualidad rojiblanca, también es hora de hacer balance. Simeone sabe que ha sido una temporada muy difícil en la que sus jugadores no han estado lejos de terminar con algún trofeo.

La imagen que ha mostrado el Atlético de Madrid durante toda la campaña ha sido como una auténtica montaña rusa. Grandes partidos mezclados con actuaciones decepcionantes, ese podría ser el resumen en el conjunto colchonero. Simeone no quiere volver a cometer los mismos errores y analizará todo lo sucedido durante este curso. 

Las notas positivas en el Atlético de Madrid

Uno de los aspectos más importantes en el equipo rojiblanco es quedarse con las cosas buenas vistas durante la temporada. El Atlético de Madrid mostró una gran versión ofensiva, protagonizando unas cifras en ataque más que interesantes. Simeone  fue capaz de sacar la mejor versión goleadora de un delantero como Álvaro Morata, cuyos números siempre habían sido inferiores. 

Imagen de Diego Pablo Simeone en un montaje en el Metropolitano
Simeone ha empatado su mejor temporada como local (2013-14) | Europa Press

De hecho, esta campaña ha sido una de las más productivas en materia ofensiva desde que Simeone  aterrizó en el banquillo colchonero. El entrenador colchonero ha continuado utilizando ese esquema de tres centrales, aunque con distintas variaciones a lo largo del curso. Todo apunta a que el argentino seguirá teniendo su mismo planteamiento de cara al futuro, aunque con fichajes a la altura

Expediente X a domicilio

El gran misterio de esta temporada, y el cual ha sido un dolor de cabeza para Simeone, son los partidos de visitante. El Atlético de Madrid  tuvo unos números muy decepcionantes cuando le tocó tener que competir lejos del Metropolitano. En Champions League, los rojiblancos únicamente sumaron una victoria (vs Feyenoord) en cinco choques a domicilio. 

En el campeonato liguero, la situación fue todavía más grave, dejándose puntos ante equipos de la zona baja de la clasificación. Simeone  necesitará instalar en su próxima plantilla un gen realmente competitivo que no les haga elegir en qué partidos rendir de verdad. El Atlético de Madrid ha estado un par de resultados positivos de visitante de haber podido competir por el título liguero hasta las últimas jornadas.

Simeone apuesta por los jóvenes

Otra de las grandes noticias de esta temporada ha sido el buen nivel que han mostrado sobre el césped los jugadores más jóvenes. Piezas como Pablo Barrios, Samuel Lino  o Riquelme  han contado con una gran cantidad de minutos en el último curso. Otros, como Arthur Vermeeren, han necesitado un periodo de adaptación, pero la idea de Simeone  es que sigan creciendo a partir de la pretemporada.

Una defensa que vuelva a los orígenes

El Atlético de Madrid ha tenido una gran temporada en el ataque, pero ha sido la peor en defensa con Simeone  en el banquillo. Los rojiblancos encajaron casi 70 goles durante la temporada, número similar a la temporada en la que descendió de categoría. En muchas ocasiones, Simeone no pedía un paso adelante a los centrales, sino a la forma de defender de todo el equipo.

El técnico argentino dio con la tecla durante las últimas jornadas, cambiando un esquema de 5-4-1  con más solvencia en defensa. Gracias a esa decisión, el Atlético de Madrid pudo dejar la portería a cero en cuatro de las últimas cinco jornadas del campeonato. Por ello, no se puede descartar que Simeone  mantenga la misma idea de cara a los amistosos y a la planificación deportiva.

Cerca de los títulos

La temporada ha sido agridulce para los hinchas porque, a pesar de los problemas, el equipo no estuvo lejos de haber podido disputar alguna final. Los rojiblancos iban por delante ante el Real Madrid  en los últimos minutos de la semifinal de la Supercopa de España, aunque falto contundencia defensiva. Algo parecido sucedió en Copa del Rey y Champions League, donde el equipo realizó un buen partido de local, pero estuvo muy lejos de estar a la altura a domicilio.