Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo EDATV NEWS
Logo Twitter
atleti barsa

Mala imagen y derrota abultada del Atlético de Madrid en casa ante el Barcelona

Los de Simeone rompieron su histórica racha de partidos sin perder en casa ante un Barcelona que mostró mucha más pegada

El Atlético de Madrid cayó por 0-3 ante el Barcelona en un partido en el que Joao Félix volvió a ser noticia por su gol en el Metropolitano. El encuentro comenzó con un gran Atleti, presionando arriba y generando numerosas pérdidas de balón por parte de los catalanes. En los primeros compases, tras un mal pase de Ter Stegen, Pablo Barrios tuvo una clara ocasión que se fue rozando el palo.

No sabían como superar la presión los de Xavi y recurrieron al balón, donde la defensa colchonera se mostró muy poderosa. Siguió el Atleti siendo superior y una internada de Molina por banda pudo provocar una situación clara de gol, pero el argentino erró el pase. 

El Barcelona creció con los minutos

Conforme Gundogan comenzó a coger protagonismo, su equipo empezó a crecer. El centrocampista alemán tomó la batuta del partido y Barcelona creció. 10 minutos de dominio le bastaron a los de Xavi para adelantarse en el marcador.

Una gran triangulación entre Gundogan y Lewandowski acabó con el polaco asistiendo a Joao Félix. El delantero portugués definió a la perfección y batió a Jan Oblak. Tras esto, tuvo Morata un remate desde el punto de penalti que se le marchó algo por encima de la portería de Ter Stegen.

De Paul y su mal comienzo

En el descanso, Simeone dio entrada a Memphis Depay y a Antoine Griezmann. No tuvieron tiempo para prácticamente nada, porque al comienzo de, Rodrigo De Paul perdió y balón muy comprometido que acabó en gol de Lewandowski. 

El delantero polaco anotó un auténtico golazo, tras una definición a la media vuelta imparable. Justo antes de eso, De Paul rozó la tarjeta roja, después de una innecesaria entrada del argentino a Sergi Roberto. 

Partido roto

Tras el gol del delantero polaco, el partido se rompió y el Atleti comenzó a dejar grandes huecos atrás. Ter Stegen salvó el 1-2 tras realizar dos paradas seguidas antológicas. La primera a remate de Marcos Llorente y la segunda el posterior rechace a Memphis Depay.

Aquí tuvieron los de Simeone la oportunidad de meterse en el partido, pero el portero alemán se negó a conceder un gol. Lewandowski siguió con su exhibición personal y tras una larga jugada que comenzó él mismo, asistió a Fermín que no perdonó de cabeza. 

Control blaugrana

Poco pasó desde que en el minuto 65 metió Fermín el 0-3. El Barcelona jugó con el tiempo y un Atlético de Madrid muy impotente nada pudo hacer. El que más lo intentó fue Depay, que pese a las circunstancias del partido, demostró estar en un gran estado de forma. 

Cerca del minuto 90 tuvo una muy clara ocasión Saúl con un remate franco desde el punto de penalti, pero el ilicitano remató bastante mal. Con este resultado, los de Simeone se van al parón de selecciones como quintos clasificados, a un punto del Athletic Club.